Elio Arnone

Elio Arnone

Residencias artísticas internacionales, abril/mayo 2017.

Web: http://elioarnone.tumblr.com
Lugar de nacimiento: Palermo, Sicilia, Italia, 1985.
Residencia habitual: Marineo, Sicilia, Italia.
Disciplinas artísticas: pintura.

Se graduó por la Academia de Bellas Artes y Restauración de San Martino delle Scale, iniciando su carrera artística entre España e Italia.

Su investigación pictórica se centra en la expresión de sensaciones que acumula y anota para desarrollarlas posteriormente en ciclos de obras. Todo se basa en el diferente acto mental de la preparación y de la acción. En la primera fase el lugar donde vive y todo lo que contiene desempeña un papel importante. Trabaja en un pueblo pequeño rodeado por un enorme bosque y la naturaleza, silenciosa y majestuosa, le aporta una gran fuente de concentración. Luego están el cemento, las piedras, los tractores, las puertas oxidadas, los folletos publicitarios transportados por el viento, las malas hierbas que crecen con gran dignidad, los residuos ilegales, los robles enormes, las salas de apuestas, los fémures de vaca extraviados, el amianto abandonado, las manchas abstractas de alquitrán, el perfume del azahar y los platos de plástico. Todo tiene algo de inacabado y eso le atrae soberanamente. Todo es abstracto y límpido. La calma de la naturaleza y los productos humanos le interesan, porque ve en ellos una amalgama que el tiempo ha convertido en estéticamente bellos.

En la fase de la acción siempre utiliza soportes burdos como el yute, el cáñamo, el plástico o las telas recicladas y la pintura mural a base de agua, que le permite trabajar con rapidez.

El proceso pictórico se basa en la acumulación de estratos de color neutro, blancos sucios y señales. Esto crea un espacio y un tiempo en la superficie, una especie de caldo primigenio. Intenta obtener un vacío, una especie de silencio, una abstracción tranquila, una asimetría primitiva, una superficie vibrante y sosegada.

Se trata de un procedimiento sin dirección aparente, un flujo que acontece sobre el lienzo.

Cuando el cuadro expresa la sensación desencadenante o se transforma y permanece, dejándole esa excitación que se siente durante el trabajo, entonces se halla ante un buen momento, ante una buena pintura. Luego ya no sabe lo que provocará en el espectador.

Email to someoneShare on FacebookTweet about this on Twitter